Poeta, ensayista, dramaturgo e historiador mexicano, fue un gran renovador de la literatura. Su personalidad y sobre todo algunos de sus textos, escandalizaron a la sociedad de su época, aunque también detonaron la apertura de una mentalidad incluyente hacia la homosexualidad.

Salvador Novo nació en 1904 en Ciudad de México. Fue miembro del grupo “Los Contemporáneos” y de la Academia Mexicana de la Lengua. Su característica principal fue su prosa hábil y rápida, así como su picardía al escribir. Sus escritos manifiestan la burla del sentimiento modernista y la apertura hacia el paisaje de la primera posguerra: urbano, industrial, publicitario.

Publicó más de 20 libros de poesías: XX poemas (1925) Espejo, Nuevo amor (1933). Poesías escogidas (1938). Dueño mío: cuatro sonetos inéditos (1944) Florido laude (1945). En 1998 se publicó “La estatua de sal”, obra autobiográfica escrita en 1946 donde reúne memorias personales y experiencias sexuales hacia las décadas del 10 y del 20. Además escribió y adaptó diversas obras de teatro. En 1967 ganó el Premio Nacional de Lingüística y Literatura.

Falleció en 1974. Defendió el derecho de amar y sentir diferente y dijo: “no es una deserción de la virilidad, es una aceptación de mi estructura psíquica”. Logró con su imagen ser un ícono del mundo gay y se convirtió en la punta de lanza de los movimientos de reivindicación al mostrar pública y libremente su homosexualidad.